Errores que no debe cometer tu marca en Twitter

La  fuerza con la que las redes sociales han interrumpido en nuestras vidas han cambiado radicalmente la manera en la que compartimos y recibimos la información, permitiendo que ésta llegue desde cualquier punto del mundo a un amplio número de personas con una inmediatez asombrosa. Podríamos decir que las redes sociales se han convertido en el primer medio de difusión de contenidos superando, en la mayoría de los casos, a los canales tradicionales de comunicación.

Una de estas redes sociales que ha crecido con más fuerza en los últimos años en número de seguidores y popularidad ha sido la red social Twitter.

twitter-logo

Esta Red Social nació en 2006 y fue creado por una serie de jóvenes emprendedores que trabajaban para la compañía de Podcasts Odeo, Inc., de San Francisco en Estados Unidos. Este sistema de microblogging permitía escribir textos de 140 caracteres con un formato muy parecido a lo que conocemos como mensajes SMS.  Hoy en día esta red social se ha erigido como una de las plataformas de comunicación más importantes para los profesionales de los distintos sectores.

Las empresas, conscientes de este boom, han aprovechado la popularidad de esta plataforma para dar a conocer su marca y aumentar su visibilidad entre la infinita comunidad tuitera, pero,  ¿Lo están haciendo bien? ¿Utilizan los métodos adecuados para darse a conocer?

Para dar respuesta a dichas preguntas vamos a ver y enumerar una serie de errores que, como marca, deberíamos evitar en todo momento si queremos tener éxito y no “morir en el intento”

  • NO interactuar con nuestros seguidores:  No basta con soltar tuits constantes diciendo lo maravillosos que somos si no mantenemos un feedback con nuestros seguidores. Hay que hacer especial hincapié en atender a nuestros clientes,  preguntarles, compartir con ellos contenidos de valor, averiguar que les gusta de nosotros, que mejorarían, en definitiva, que se sientan parte de nuestra marca y que vean que les escuchamos y que les tenemos en cuenta.
  • Dar opiniones personales. Hay que evitar meterse en polémicas y no debemos “sacar los pies del tiesto” cuando estamos representando a una marca. A nadie le importa nuestra ideología política, religiosa o de que equipo de fútbol somos. Opiniones desafortunadas pueden destruir la reputación online de nuestra marca en un segundo.
  • NO tener un avatar y una descripción de perfil adecuados. Nuestro perfil debe de mostrar quienes somos y que ofrecemos, para ello debemos de realizar una descripción detallada del mismo.  La imágen del avatar también debe ser representativa de nuestra marca, nunca, repito, nunca, debemos dejar la imágen del “huevo” que viene por defecto cuando nos abrimos un perfil en twitter.
  • Ser una cuenta spam. No podemos estar pidiendo a los usuarios de twitter que nos sigan a cambio de que nosotros les sigamos a ellos, o que nuestros followers nos retiuten todo lo que publicamos. Esto puede llevar a que se consiga el efecto contrario, que se cansen de nosotros y nos dejen de seguir.
  • Comprar seguidores. Esto se esta convirtiendo en una práctica habitual por parte de algunas marcas que parecen dar más importancia al número de seguidores que a otros factores como al hecho de esforzarse por compartir buenos contenidos o dar un buen servicio a sus clientes.
  • Todo el mundo puede ser Community Manager. Gran error. No todo el mundo, por el simple hecho de tener una cuenta en twitter, ya es Community Manager. Éste debe de ser un buen profesional que conozca las diferentes herramientas de esta red socia para mejorar el rendimiento de nuestra marca y sacarle el máximo partido. Si como Community Manager realizamos buenas prácticas dentro las Redes Sociales, podremos obtener grandes ventajas, si  no, nunca sacaremos  beneficio alguno de éstas y nunca llegaremos a tener una buena visibilidad en las Redes.

En resumen, si sois una empresa y queréis dar a conocer vuestra marca en las diferentes Redes Sociales contratar a un buen profesional, que de gran importancia al cuidado de vuestra comunidad, que intente aprender de los referentes del sector y que ofrezca contenidos de valor a sus seguidores.

Tu blog puede ser tu mejor curriculum

inicio3

Hoy en día vivimos en una sociedad en la que internet y las nuevas tecnologías acaparan gran parte de nuestra vida. Utilizamos la red para infinidad de cosas: comprar vuelos, hacer transacciones bancarias e incluso, para encargar comida en un restaurante. Pero nuestro mundo, este mundo tan tecnológico, tan 2.0, está pasando por una grave crisis económica en la que las oportunidades de trabajo son escasas y los métodos tradicionales de búsqueda de empleo ya no funcionan.

Con los tiempos que corren, y como dice el refrán, hay que “renovarse o morir”, dar una vuelta de tuerca a nuestra manera de darnos a conocer e intentar destacar dentro de este complicado mundo laboral. Para ello debemos utilizar las múltiples posibilidades que las diferentes plataformas y herramientas online nos ofrecen.  Desde mi punto de vista, el poder contar con un blog personal es, actualmente, el mejor medio para que una empresa se fije en nosotros. El blog, a diferencia del curriculum clásico, no sólo muestra lo que sabemos hacer, sino cómo lo hacemos.  Es algo vivo, que recoge nuestra evolución y qué nuevos conocimientos vamos adquiriendo con el paso del tiempo.

blog

Hay algunos aspectos que debemos tener en cuenta si estamos pensando en crear un blog, sobre todo si queremos que éste se convierta en nuestra mejor carta de presentación.

  1. Elegir una temática determinada: Escribe sobre un tema que conozcas a la perfección y con la que puedas aportar ideas interesantes y novedosas.
  2. Actualiza tu blog frecuentemente: Lo ideal es adquirir unos hábitos y una rutina a la hora de publicar. Analiza cuales son tus mejores días de publicación.
  3. Crea contenido propio: Realiza contenidos que enganchen a tus lectores y que muestren lo que sabes. Haz un contenido dinámico con enlaces, fotos y vídeos.
  4. Comparte el blog: Da a conocer tu blog en las diferentes plataformas y redes sociales. Eso ayudará a que tu blog genere tráfico y que sea conocido por diferentes expertos y referentes.
  5. Inserta tu curriculum dentro del blog:  Contra más información tenga una empresa sobre nosotros mucho mejor.

En definitiva, podemos decir que el el blog  es una herramienta que nos va a enseñar a expresarnos adecuadamente, nos va a ayudar a estar en un constante aprendizaje y nos va a permitir conocer multitud de gente relacionada con nuestro ámbito laboral. Por ello, y sin lugar a dudas, tu blog puede ser tu mejor curriculum.

El Community Manager. Pero… ¿Eso qué es?

Perdona, ¿Has dicho Comunity qué?, ¿Y a que se dedican exactamente?, ¿Con eso, dónde se puede trabajar?, ¿Y eso se estudia? ¡Si sólo tienes que escribir en Facebook y Twitter!

Estas fueron  algunas de las reacciones que tuvieron varios de mis amigos cuando, el pasado sábado entre copa y copa, tuve la estupenda idea de contar que acababa de comenzar un maravilloso curso de Community Manager. Inmediatamente, al escuchar tan extrañas palabrejas, se produjo el silencio más absoluto para, acto seguido, comenzar con un aluvión de preguntas sobre tema. Todos tenían gran interés por saber que era eso de ser Community Manager y para que servía.
Muchos de vosotros, al igual que ocurría con mis amigos, hayáis oído hablar de la figura del Community Manager, posiblemente porque se ha convertido en poco tiempo en una de las profesiones más demandadas por las empresas,  pero que sólo algunos sabréis exactamente a que se dedican tales individuos. Pues bien, vamos a intentar explicarlo de una forma sencilla y clara.

community-manager

Para ello vamos a utilizar la definición que  Bruno Vázquez- Dodero y Fernando  Rubio Ahumada, ambos reputados Social Medias y profesiones de AulaCM, realizan del Community Manager. Para estos profesionales un Community Manager es aquella persona encargada de crear y cuidar las comunidades en torno a las empresas, generando contenido de valor, creando, animando a las personas a participar y monitorizando la presencia online de las marcas. Por lo tanto, si nos fijamos en dicha definición, nos damos cuenta que un Community Manager no es sólo aquel que conoce y manejar las diferentes Redes Sociales y sus múltiples herramientas, sino que debe de tener o adquirir otra serie de cualidades, entre las cuales voy a destacar las siguientes:

  • Debe ser activo y dinámico: Participar de manera constante en las distintas redes sociales es un requisito imprescindible si queremos convertirnos en buenos profesionales. Aportar nuestra propia información y saber “que se cuece” y cuales son las últimas tendencias y novedades en nuestro área de trabajo y compartirlas con los demás es una tarea imprescindible. Si además tenemos que alimentar un blog, es conveniente que le dotemos de contenido al menos varias veces a la semana, un blog muerto no sirve para nada.
  • Debe ser un buen escritor: Como hemos dicho en el apartado anterior, el Community Manger es normalmente el encargado de dotar de contenido a uno o varios blogs y de gestionar las diferentes redes sociales y por ello debe de manejar lo mejor posible el noble arte de la escritura. Aparte de no cometer faltas de ortografía,  debe de crear un contenido atractivo e interesante para el lector. Además dicho contenido deber ser redactado de una manera clara y sencilla. Esto último es muy importante ya que, en muchas ocasiones, es posible que nuestros lectores  no estén muy familiarizados con el tema que estamos tratando en ese momento.  En definitiva, hay que contar las cosas en un blog como si se las estuviésemos contando a un amigo.
  • Debe ser un “animador”: Debe de incitar a sus seguidores para que participen en las diferentes acciones llevadas a cabo. Para ello el Community Manager deberá crear una atmósfera de confianza y cercanía con éstos. Ello impulsará a los lectores a expresar sus dudas y opiniones con total libertad.
  • Debe saber idiomas: Esta profesión requiere de un constante aprendizaje y renovación por parte del Community Manager  ya que las herramientas que se manejan cambian continuamente. La gran mayoría de la información sobre las últimas novedades se suele encontrar en un idioma distinto al nuestro, como por ejemplo, en inglés, con lo que se debe de conocer este idioma a la perfección para poder estar siempre informado y a la última. Así mismo, si en ocasiones creamos contenido tanto en castellano como en inglés, éste también llegará  a la comunidad angloparlante, con lo cual ampliaremos nuestro área de influencia.
  • Debe saber comunicar: El decir exactamente lo que se quiere decir en cada momento es muy importante. A veces hay que dar una información en muy pocos caracteres y que el mensaje llegue de una forma clara y concisa en pocas palabras es más difícil de lo que parece.
  • Debe ser comedido: No es adecuado que en un momento de “calentón” demos una opinión personal  y nos pongamos a soltar barbaridades a diestro y siniestro. Un comentario poco acertado en un determinado momento puede conllevar consecuencias fatales y podemos perjudicar gravemente a la buena reputación online de nuestra marca, la cual tanto cuesta conseguir.

Para mí, estas son las cualidades más importantes que debe poseer un Community Manager, pero, ¿Y para vosotros? ¡Seguro que se os ocurren muchas más y mejores!